Autor: José Luis Rodríguez

El eslabón más débil para adaptarse a la economía digital es el capital humano.
No te engañes, ninguna organización se transforma; únicamente las personas pueden hacerlo. Y aunque los cambios vienen del exterior, la transformación digital se gesta dentro, en el interior de la organización. Tanto fuera como dentro encontrarás fuerzas de oposición. Y si bien la tecnología facilita el camino siempre son las personas las que suben los peldaños.

Utilizamos "cookies" propias y de terceros para elaborar información estadística y mejorar la calidad de los contenidos. Si continua navegando acepta su uso. Puede cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información consultando la " política de cookies".

ACEPTAR
Aviso de cookies